La Campaña de Francia de 1940

Los Planes Aliados

Después de la caída de Polonia, Dinamarca y Noruega bajo los
ataques de Hitler, franceses y británicos comenzaron a preparar un
plan básicamente defensivo apoyado en tres supuestos estratégicos:
Alemania podía ser sometida nuevamente por medio de un bloqueo
naval como en 1918; el régimen nazi debía estar expuesto a un golpe
de estado interno y finalmente los Estados Unidos de Norteamérica
podían intervenir en la guerra. Estos supuestos estratégicos requerían
de tiempo para acontecer, por lo que los planes de guerra debían
proveerlo, de allí su perfil defensivo. Por otra parte la doctrina aliada
no ofrecía ningún resultado decisivo a corto plazo.
Partiendo de estos conceptos la base de los planes aliados la constituyó
la Línea Maginot y su ficticio poder defensivo. Contando con
que los alemanes repetirían la maniobra de Schlieffen, los aliados
determinaron que el campo de batalla principal se extendería entre la
Maginot y el Canal de la Mancha. Así primordialmente su idea era
anclar la derecha en los fuertes de la Maginot y sobre este pívot mover
el ala izquierda hacia el este para enfrentar y contener la ofensiva
alemana. Este plan se lo conoce como Plan D, o más corrientemente
Plan Dyle, pues pretendía avanzar a través de Bélgica hasta el río de
ese nombre y establecer allí la línea de defensa y freno del avance
germano.
La principal deficiencia de este plan consistía en que mermaba
poderosamente las reservas aliadas, comprometiendo el grueso de las
fuerzas en el sector norte. El giro aliado apoyando su derecha en Sedan,
protegida por el 2do Ej, comprendía el movimiento de los ejércitos
9no, 1ro y 7mo franceses y la BEF. Esta maniobra exigía a los
aliados recorrer a partir de la frontera francesa distancias que iban
desde los 60 kilómetros que la separaban de Namur, hasta los 230 que

la distanciaban de Tillbourg. La región ofrecía una de las redes férreas
más densas del mundo, con más de 100 kilómetros por cada 100
kilómetros cuadrados86; por lo que la rapidez de desplazamiento estaba
asegurada. Todo ello requería de una gran coordinación y agilidad,
virtudes que el comando supremo aliado no podía ofrecer.
El comandante del GQG era el Grl Maurice Gamelin, por debajo
de él se desplegaban dos teatros de operaciones sobre territorio francés,
el del nordeste conocido como TONE, bajo el mando del Grl
Alphonse Georges y el del sudeste o TOSE del Grl Olry. Fuera de
Francia se desplegaban los teatros de África del norte (TOAFN) del
Grl Nogues, y el del Mediterráneo oriental (TOMO) del Grl Weygand.
El TONE comprendía tres grupos de ejércitos. El primero del
Grl Billotte que ocupaba desde Dunquerque hasta Verdun , estaba
integrado por el 7mo Ej del Grl Giraud, el 1ro de Blanchard, el 9no
de Corap, el 2do de Huntziger y la BEF. Este grupo de ejército era la
pieza central de la maniobra francesa pero tenía desde las divisiones
hasta el comando supremo una cadena de mandos que integraba 6
generalatos y sus estados mayores, lo que limitaba la agilidad y flexibilidad
que el movimiento estratégico exigía.
El segundo grupo de ejércitos del Grl Pretelat estaba desplegado
tras la Línea Maginot entre Verdun y Colmar comprendiendo el 3er
Ej de Condé, el 4to de Réquin y el 5to de Bouret.
El tercer grupo de ejércitos del Grl Beson alcanzaba la frontera
Suiza con el 8vo Ej del Grl Garchery y el 6to de Touchon.
Además de la complejidad estructural de este comando, su instalación
física fue equivocada. Gamelin dispuso su puesto de mando en
el Chateau de Vincennes en las afueras de París, totalmente alejado
del frente y con un muy mal equipamiento de comunicaciones. El
cuartel general del TONE se situó a 70 kilómetros de allí en La Ferte-
sous-Jouarre.
Durante los primeros meses de la guerra el Grl Georges y su jefe
de estado mayor Grl Bineau establecieron desde su comando una
relación muy directa con los ejércitos a su mando, lo que en alguna
medida opacó la conducción de Gamelin. Esta situación desembocó
en una disposición que agravó aún más el sistema de comando francés.
Gamelin relevó a Bineau y le impuso a Georges al Grl Doumenc

como su segundo al mando. Como si no fuera suficiente con desmantelar
el buen equipo que hacían Georges y Bineau, Gamelin ordenó
establecer bajo la dirección de Doumenc un cuartel general de las
fuerzas de tierra en Montry87, tomando elementos del estado mayor
del TONE. Con ello privó a Georges de las oficinas de personal,
operaciones, inteligencia y transportes, dañando así su eficacia para
conducir la campaña.
La orientación general del plan era defensiva, pese al necesario
movimiento de avance sobre el territorio belga, esto hizo que durante
el período de la llamada “drole de guerre” el ejército francés se mantuviera
prácticamente inmóvil sin efectuar más que superfluos y aislados
patrullajes en la frontera. “Esta actitud negativa debió afectar la
moral combativa de sus tropas y se estima que hizo más daño que…”
la propaganda alemana.88.
Por otra parte el plan era demasiado ambicioso. Aún cuando no se
contaba con la autorización belga para entrar en su territorio antes de
la invasión alemana, se pretendía que el 7mo Ej enlazara con las fuerzas
holandesas del Grl Winkelmann; una pretensión por demás absurda.
La actitud defensiva, con un dejo de indolencia, una doctrina antigua
que pretendía luchar en 1940 como si fuera en 1918 y un sistema
de comando complejo y tecnológicamente antiguo, son tal vez los
componentes del plan aliado que más colaboraron para el triunfo
alemán. Como muestra de ello el Gpo Ej 1 de Billotte carecía de
medios de comunicación para ejercer la dirección de las operaciones,
llegando a emplear intensivamente palomas mensajeras. Esto hizo
que durante la campaña grandes unidades como la BEF o el Ejército
Belga esperasen inútilmente órdenes que nunca llegaron.89

Los Planes Alemanes

Hitler comenzó a pensar en las operaciones contra Francia apenas
concluida la campaña sobre Polonia dictando las directivas del 9 y 19
de octubre de 1939 que fijaban el plan de operaciones a seguir en el
oeste, denominado Fall Gelb (Plan Amarillo).

Según estas directivas el plan consistía en el empleo de cuatro
grupos de ejércitos; el N debía neutralizar Holanda, a su izquierda el
B entraría en Bélgica con la misión de enfrentar allí al núcleo de las
fuerzas Franco-Británicas. Más al sur el grupo de ejércitos A avanzaría
sobre Luxemburgo y Sedan para proteger las operaciones al norte,
mientras que el grupo de ejércitos C actuaría defensivamente detrás
de la Línea Sigfrido frente a la Línea Maginot.
Este plan sufrió algunas alteraciones por medio de directivas de
los días 29, 30 y 31 de octubre, pero ninguna contenía un cambio
sustancial. La idea general era una operación que comprometiera al
grueso principal de las fuerzas aliadas al norte del Somme donde
debían ser aniquiladas mientras que las fuerzas alemanas se establecían
sobre Bélgica entre Luxemburgo y el Canal de la Mancha, logrado
lo cual se decidiría qué hacer. Básicamente se puede decir que se
trataba de una maniobra que comprendía la primera parte del plan
Schlieffen pero que no pretendía alcanzar ningún resultado decisivo.
Entre los generales alemanes se encontraba uno que durante la
campaña de Polonia había actuado como jefe de estado mayor del Cnl
Grl von Rundstedt, el Tte Grl Erich von Manstein. Este brillante
general planteó a su superior una serie de objeciones que este giró al
OKH. Esas objeciones señalaban lo siguiente:
“El objetivo de la ofensiva en el oeste debe ser la obtención de la
decisión en tierra.…La potencia del ejército alemán es para nosotros
en última instancia el factor decisivo en el continente; emplearla en
objetivos parciales no conviene,…
El centro de gravedad de nuestra operación debe ser colocado en
el grupo de ejércitos A y no en el B. El golpe planeado con el grupo
de ejércitos B chocará más o menos frontalmente contra un enemigo
preparado para él. Quizá lleve a lo mejor a un éxito inicial, pero terminará
por agotarse, según las circunstancias, en el Somme. La verdadera
probabilidad de éxito está en el grupo de ejércitos A,
mediante un avance sorpresivo a través de las Ardenas (donde seguramente
no se espera un avance de los blindados debido al terreno)
en dirección al Somme inferior cortando con ello las fuerzas enemigas
que penetraron en Bélgica. Sólo así se puede esperar un aniquilamiento
de todo el ala norte enemiga en ese país, como condición
previa para el logro de una decisión definitiva en Francia.
Así como la probabilidad principal de la ofensiva se encuentra en
el grupo de ejércitos A, así también se encuentra en éste el peligro
principal para la misma.…el adversario… tratará de sustraerse a una
decisión desfavorable en Bélgica, retrocediendo…detrás del Somme.

A la vez aprestará todas las fuerzas disponibles para una contraofensiva
de gran envergadura contra nuestro flanco sur, con el objetivo de
encerrar la masa del ejército alemán en Bélgica,…Para evitar esto,
interesa que una concentración enemiga sobre nuestro flanco sur,…a
ambos lados del Mosa o entre el Mosa y el Oise, sea desecha ya durante
su formación. La cohesión del frente enemigo debe ser rota en
esta parte desde un principio, para tener más tarde la posibilidad de
rodear la Línea Maginot.
El grupo de ejércitos A…debe recibir tres ejércitos…Un ejército
debe avanzar,…por el sur de Bélgica y a través del Mosa, pero después
en dirección al Somme inferior, para atacar la espalda del enemigo
en lucha contra el grupo de ejércitos B. Otro ejército debe ser
empeñado más al suroeste, con la misión de destruir ofensivamente
toda reunión de fuerzas enemigas…en la zona al oeste del Mosa con
miras a un contraataque contra nuestro flanco sur. Un tercer ejército
debe cubrir defensivamente el flanco de toda la operación.…En
cuanto al traslado del centro de gravedad…se pidió…fuertes unidades
blindadas.”90
Estas observaciones eran un plan en sí mismas. Invertía el envolvimiento
de Schlieffen, irrumpiendo a través de las Ardenas y en
dirección al Canal encerrando a la parte principal de las fuerzas aliadas
para aniquilarlas. Pese a ser brillante despertó más resistencia que
aceptación. Aunque tenía el apoyo de von Rundstedt, Manstein se
reunió en noviembre de 1939 con el My Grl Heinz Guderian, el mayor
conocedor de fuerzas blindadas en Alemania, y le expuso sus
ideas; Guderian las apoyó de inmediato con la condición de que se
dispusiera de suficientes divisiones blindadas y motorizadas “…si es
posible todas ellas”.91 Con el apoyo de estos dos altos oficiales se
remitió un memorandum al OKH el 4 de diciembre de 1939. La repercusión
de estas objeciones e ideas en el OKH fue negativa. Tanto
Brauchitsch, como Halder no lo creían viable, opinión que sustentaba
casi todo el comando en jefe del ejército.
Un evento particular impulsó la aceptación de una alternativa al
plan original. El My Hellmuth Reinberger de los paracaidistas fue
citado a una conferencia en el cuartel general de la 2° Luftfloten en
Colonia. Aunque regían estrictas prohibiciones de vuelo para oficiales

de estado mayor, el 10 de enero Reinberger embarcó junto a un mayor
amigo en un Me-198 llevando consigo una copia del plan original
de invasión de Holanda y Bélgica. Debido al mal clima y una falla en
el motor debieron realizar un aterrizaje forzoso en Mechelen, cerca de
Maastricht. Aunque intentaron destruir la documentación fueron
detenidos por la policía belga y los documentos remitidos al alto
mando flamenco primero y luego a Francia y Holanda. Este desgraciado
incidente tuvo importantes repercusiones.
Para los aliados significó una confirmación de que los alemanes
repetirían la maniobra de 1914 y que el Plan D era completamente
adecuado.
Para los alemanes la situación era más compleja. Ese mismo 10 de
enero Hitler había dado la orden de desplegar las tropas para iniciar el
ataque en el oeste el día 17; el incidente de Mechelen obligó a cancelar
la operación. En tanto el 12 de enero Rundstedt firmaba el sexto
memorandum con las ideas de Manstein y lo enviaba al cuartel general
del Führer
La insistencia de Manstein provocó que fuera removido del cargo
de jefe de estado mayor de Rundstedt y destinado a la comandancia
de un cuerpo de ejército de infantería. Aún así continuó reiterando su
propuesta. El 7 de febrero de 1940 se realizó dentro del comando del
Grupo de Ejércitos A un juego de guerra en Coblenza que resultó
propicio a sus ideas, y que impresionó favorablemente al jefe del
estado mayor general Grl Halder. Sin embargo subsistían las dudas y
el 14 se realizó otro con la presencia de Halder, Rundstedt y Guderian
entre otros, en donde se puso de manifiesto que pocos generales
alemanes sabían cómo emplear a los tanques.
El cambio de destino llevaba a Manstein a cumplir una formalidad.
Todos los oficiales generales en su misma situación eran recibidos
por Hitler personalmente en un desayuno para ser puestos en
posesión de sus cargos. El Canciller sabía de las ideas de Manstein,
probablemente por su ayudante Grl Schmundt, aprovechó entonces
la ocasión del 17 de febrero de 1940 y le pidió a Manstein que le
expusiera su plan. “Al día siguiente fueron llamados a la cancillería
Brauchitsch y Halder. Hitler les comunicó el Plan Manstein como si
fuese obra suya, sin mencionar para nada a su autor.”92 El 24 de febrero
se emitía la directiva del nuevo plan conteniendo las ideas de
Manstein.

86 Villate R, 1953 “L’entrée des francais en Belgique et en Ollande en May
1940” en “La champagne de France (may –juin 1940)”pg.71 París, Presses
Universitaires de France.

87 Horne A., 1974, “La Batalla de Francia”, pg. 132, Barcelona, Editorial
Bruguera
88 Von Mellenthin F., 1971, “ Panzer Battles”, pg. 11 New York, Ballantine
Books.
89 Besida J., 2000 “Le Aut. Commandement Francais”, pg.25 en Vae Victis,
N° 30, París, Histoire & Collections.

90 Von Manstein E. , 1956 “Victorias Perdidas “ Tomo I, Biblioteca del Oficial
Vol.449, pg.156 a 158. Buenos Aires, Círculo Militar.
91 Guderian H. 1979, “Panzer Leader” pg.89, Washington Zenger Publishing.

92 Horne A., 1974, “La Batalla de Francia”, pg. 165, Barcelona, Editorial
Bruguera

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s